domingo, 20 de enero de 2013

Las heroínas de la Gran Guerra

¡Hola!

Durante la Primera Guerra Mundial, mientras los hombres combatían, a las mujeres se les dio la gran oportunidad de enseñarle a la antigua sociedad machista que ellas podían hacer mucho mucho más que cuidar a sus hijos y hacer las tareas del hogar.
Pero... ¿cómo?

La relación entre las mujeres y la Gran Guerra


Al irse casi todos los jóvenes al ejército, las mujeres se vieron obligadas a desempeñar los trabajos que estos hacían, tales como ser mineras, barberas, mecánicas y otros muchos trabajos que, tradicionalmente, solo hacían los hombres.
Para ellas, esto era una experiencia bastante grata después de tantísimos años de opresiónTrabajando se sentían más útiles y además estaban disfrutando de algo que, por desgracia, solo los hombres disfrutaban.
Y no solo eso, sorprendieron mucho a los empresarios por la eficacia y por la capacidad de soportar trabajos muy, muy duros.


Mujeres trabajando en una fábrica de neumáticos

Pero no todo es de color de rosa. Al principio, siempre cuesta un poco hacerse un nuevo hueco en la sociedad...

Los inicios de la mujer en el trabajo


Al principio, a los hombres no les contentaba la idea de que las mujeres trabajasen. No solo por cuestiones machistas, sino porque a las mujeres de esta época se les cobraba menos y ellas lo aceptaban. ¿Qué quiere decir esto? Que contratarían a más mujeres que a hombres, por lo cual estos se quedarían sin trabajo.


Dos trabajadoras y dos trabajadores en un taller

Pero la mujer no era solo una sustituta del hombre, sino que además estaba descubriendo más trabajos que la sacaban de su rol débil...

Nuevos trabajos para la mujer

-Amas de casa, niñeras: 
Como ya he dicho antes, la mayoría de las mujeres se iban a trabajar. Pero... ¿qué era de la casa y de sus hijos mientras tanto? Pues esto, de manera indirecta, hizo que creciese el trabajo.
Al no poder cuidar la casa, contrataban a otras mujeres para que se hiciesen cargo de las labores domésticas y de sus pequeños.

-Enfermería, emergencias:
Muchas mujeres intentaban ayudar en la Primera Guerra Mundial siendo enfermeras. De hecho, en Reino Unido se creó una asociación llamada "Queen Mary's Army Auxilliary Corps", en el que viajaban a los sitios donde habían heridos y ayudaban a los soldados.
También trabajaban como voluntarias en organismos que hasta hoy en día se mantienen, tales como la Cruz Roja.


Enfermeras de la Cruz Roja ayudando a soldados

-Medios de comunicación:
Empezaron a trabajar como teleoperadoras, con telégrafos y con taquígrafos. Esta rama es en la que más fama tuvo la mujer. Muchos periódicos de la época afirmaban que tenían mucha más maña que los hombres para esto. 

-La agricultura: 
El papel de la mujer en la producción de comida era cada vez mayor. La mayoría de los hombres que trabajaban en la agricultura se fueron a la guerra, si volvían estaban discapacitados o eran incapaces de hacer las tareas

¡Y muchos más! Pero... ¿cómo eran las condiciones de estas mujeres en el trabajo? ¿Eran buenas? ¿Malas?

Las condiciones laborales de la mujer en la Gran Guerra

Pues, desgraciadamente, eran malas. Al principio de este artículo he dicho que las mujeres cobraban menos que los hombres (concretamente la mitad) y corrían muchos riesgos que obviamente no eran sanos y eran muy peligrosos.
La mayoría de ellas trabajaban en la fabricación de armas. Trabajaban con gases muy ácidos que obviamente hacen mucho daño a los pulmones. Además, también hacía que se les volviese la piel amarillenta. 
Y no solo eso, trabajaban con explosivos y el riesgo de que explote no es nulo
En aquella época, aún se tenían pésimas condiciones laborales.


Mujer en una fábrica de munición

Conclusión
La Gran Guerra hizo que la mujer se diese cuenta de lo que vale. Vale exactamente lo mismo que un hombre, y es capaz de hacer lo mismo que él. 
Gracias a ello, aprendieron cosas que nunca antes habían aprendido: ser camioneras, conductoras de ambulancia, enfermeras, etc. 
Ellas fueron, aunque silenciosas, las heroínas de la Gran Guerra. Las que movían los países mientras los hombres luchaban.


Chicas pertenecientes al WLA, una asociación de mujeres agricultoras

¡Espero que os haya interesado!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada